lunes, 20 de octubre de 2008

Mañana paramos, pero seguimos luchando.

Mañana 21 de Septiembre se realizará un nuevo paro. Debido a las medidas represivas con las que el gobierno, tanto nacional como porteño, emplearon hoy para acabar con la lucha que llevan adelante los docentes.

Al intentar armar una carpa forcejearon con la policía, la cual obedeciendo las órdenes de sus superiores, empezó a repartir golpes sin pensarlo un segundo.

En consecuencia, esta brutal represión dejo al menos 6 personas heridas, algunas de ellas hospitalizadas.

Este Paro se extendió a nivel Nacional, ya que cuenta también con el apoyo de los docentes de la Provincia.

1 comentario:

Victoria dijo...

La ciudad de la furia
MADRES Y MAESTRAS

Washington Cucurto
EN CRITICA DE LA ARGENTINA
20.10.2008

¡Vivan los niños! Como una vez fue el tiempo de las Madres de Plaza de Mayo que salieron a la calle a pelear por sus hijos; hoy, ahora, ya, es el tiempo de las nuevas madres. Y ojalá un montón de mujeres entiendan este mensaje; entiendan que es hora de actuar, basta de ser testigos de la burrez que les quieren inyectar a nuestros hijos pagándoles dos pesos a los maestros. Basta de cotorrear en la puerta de los colegios: ¡otra vez el paro! ¡otra vez el paro! Basta de mirar mal a la portera del colegio o a la tierna maestrita de primer grado que hace lo que puede con un sueldo de hambre y también es madre. ¡Que se pudra todo! Madres con hijos en edad escolar, desde esta paginita infame las arengo: las maestras y maestros de este país solos no pueden, necesitan la ayuda de todas las madres con sus hijos. Hay que unirse a los maestros y con hijos, primitos y vecinitos, salir en manifestación. ¡Yo colaboro en la movida con seis hijitos y también voy! Tomen el toro por las astas como hacen cada noche, cuando un hijo tiene fiebre y lo curan, o lo llevan al médico. Lo mismo y mucho más tienen que hacer ahora, es el futuro de todo un país el que tiene fiebre y necesita de las madres, como siempre. Agarren a sus hijos de las manos y con las maestras vayan a la casa de Macri, movilícense, obliguen al cambio. “No hay plata, o; yo a la plata no la fabrico”, es una respuesta estúpida para un problema de todo un país, la educación pública cada día más vapuleada. Basta de arreglar baches, de sacarse fotos con Kusturica, basta de pensar en tirar abajo la Villa 31 para recuperar el espacio público. ¡Infeliz, el primer espacio público que hay que recuperar y para todos es la escuela! La Presidenta debería acercarse, dejar de hacerse la boluda porque “no le cae bien el niño bien de la oposición”. Y mientras oposición y Gobierno se pelean, los niños –antaño los primeros privilegiados– se convierten en los primeros perjudicados. Desde los colegios privados, salen a cazar desesperados y hacen correr la bola de que la educación paga es la salida. ¡Mentira, mentira y mentira! Madres, ya saben, la dirección es Coronel Díaz y Las Heras. El futuro de un
país las espera.

lA PROFE VICTORIA